VA POR ELLAS, POR NOSOTRAS


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Desde el 8 de marzo de 1908, donde las mujeres fueron quemadas en la fábrica de Cotton Textile Factory de Washington, casi ya cien años más tarde continuan las desigualdades.

Las primeras manifestaciones clamaban porque los hombres percibían un 70 % más en sus salarios. Hoy se habla del 40%.

El color malva del lazo, se elegió porque fué el color del tejido con el que trabajaban las mujeres cuando surgieron los movimientos feministas; aún es el ramo textil ocupado por las mujeres.

La política que se viene a aplicando, es una política de las apariencias, que siguen justificándose en términos de igualdad. Somos diferentes, no necesitamos políticas de igualdad sino luchar contra la costumbre y la moral, reformar la "educación" y aumentar las prestaciones ecónomicas.

¿A quién beneficia la actual posición de la mujer? ¿Beneficia a ella o a los demás? No es suficiente hablar de las protestas y malas condiciones laborales. Sino hay que desmontar el mundo, que desde el puritanismo del s.XVIII ha construido el estereotipo de mujer y hombre, y que tan bien venimos sosteniendo desde entonces.



3 Responses to “VA POR ELLAS, POR NOSOTRAS”

  1. Anonymous Roma 

    También yo considero que se trata de luchar contra la costumbre y la moral establecida, desde la educación y desde nosotr@s mism@s. Hay que esforzarse todos los días no para ser iguales (iguales a qué, a quién?)sino para ser lo que somos, para ser como somos, sin comparaciones, y sin estereotipos. Es un proceso inacabable, sin límites. La igualdad, en todo caso, debiera darse en la desigualdad. Pero en fin, hay mucho juego de palabras en todo ello, y lo importante es continuar. No hay final.

  2. Anonymous Chusbg 

    Para mi una de las lacras por las que está montado esto de esta manera es la Religión, todas las religiones, se mete tanto en tu vida que te dice lo que es un hombre y una mujer y luego le da papeles a cada uno de ellos, no sólo vale creer en Dios, sino que hay que creer a pies juntillas, sin rechistar, lo que los jerarcas de cualquier religión interpretan que ha dicho Dios al respecto, empezando porque es masculino. Luego detrás de esta idea primigenia está montado todo lo demás, orden social, trabajos, poderes, todo. Y en la Religión de nuestro entorno, no nos olvidemos, la mujer es un apéndice del hombre, una costilla, y la creó el Señor porque el hombre solo, se aburría. Vamos, para divertirle.
    Me ha gustado mucho la estupenda frase de Roma "Hay que esforzarse todos los días no para ser iguales (iguales a qué, a quién?)sino para ser lo que somos, para ser como somos, sin comparaciones, y sin estereotipos". En lo único que deberíamos ser iguales, y no tendríamos ni que pensar en ello, debería ser en derechos y deberes.
    Un saludo

  3. Anonymous Nirnae 

    Estamos deacuerdo entonces que lo importante es continuar y luchar con los estereotipos de los que habla Roma, lo ha resumido muy bien en pocas palabras, las palabras que se usan y malusan continuamente.

    Por otro lado, Chusbg introduce un tema muy puntilloso, el cómo la religión aún define la voz de nuestros comportamientos. Aún tenemos interiorizado que la mujer debe ser tímida, femenina y emocionalmente estable, debe ser la constancia de la felicidad en el hogar; mientras que el varón puede tener un mal día, llegar a casa, blasfemar, porque es fuerte y agresivo. ..Y para más inri, no fuimos creadas más que para eso, una diversión.

    Muchos días más de la mujer me temo que tendrán que ser celebrados.

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


GSig

Previous posts

GSig

GSig
  • GSig
  • GSig
  • GSig
  • GSig
  • GSig

GSig

GSig